Escuchar

Dimensiones según parámetros de la NORMA ISO 14062

La ISO 14000 es una norma internacionalmente aceptada que expresa cómo establecer un Sistema de Gestión Medioambiental (SGA) efectivo. La norma está diseñada para conseguir un equilibrio entre el mantenimiento de la rentabilidad y la reducción de los impactos en el medio ambiente y, con el apoyo de las organizaciones, es posible alcanzar ambos objetivos.

La norma ISO 14000 es un conjunto de documentos de gestión ambiental que, una vez implantados, afectará todos los aspectos de la gestión de una organización en sus responsabilidades ambientales y ayudará a las organizaciones a tratar sistemáticamente asuntos ambientales, con el fin de mejorar el comportamiento ambiental y las oportunidades de beneficio económico.

Cabe resaltar dos vertientes de la ISO 14000:

¿La certificación del Sistema de Gestión Ambiental, mediante el cual las empresas recibirán el certificado.
¿El Sello Ambiental, mediante el cual serán certificados los productos.

Esquema del ciclo de vida de un producto propuesto por la Relación Técnica ISO/TR 14062

La Norma Técnica ISO/TR 14062 como se mencionó anteriormente, sirve para analizar las necesidades del medio ambiente en todo el ciclo de vida del producto.

Massimo Tronci (et al., 2009) proponen en el documento: “Sviluppo di procedure e metodologie per la gestione delle attivita di progettazione e sviluppo di prodotti eco-efficienti” ejemplificar el ciclo de vida a través de un esquema donde queda en evidencia la entradas y salidas de las fases del ciclo de vida de un producto, evidenciando los principales impactos ambientales. Las entradas las conforman generalmente los materiales y energía. Los materiales son asociados a una pluralidad de aspectos ambientales, como el uso de los recursos, la exposición de personas y sistema ecológico a la contaminación, las emisiones en aire, agua y suelo y finalmente la generación de residuos. La energía se relaciona con las fuentes energéticas de fósiles y biomasa, de combustible, energía geotérmica, nuclear, hidroeléctrica, solar y eólica.

Entre las salidas se encuentran las descargas en agua con efectos negativos como la eutrofización, las emisiones en aire, las emisiones de gases y vapores que contribuyen al impacto ambiental como la lluvia acida, la reducción de la capa de ozono y el cambio climático. Las salidas son también los residuos producidos generalmente en todas las etapas del ciclo de vida del producto, tales como la reducción acústica, radiación de los campos electromagnéticos y por último, sustancias que pueden migrar a través de los materiales en el suelo, aire o cualquier otro material.

imagen

Figura: esquematización del modelo de ciclo de vida de los productos propuesto por ISO/TR 14062:2002. Fuente: Doc “Sviluppo di procedure e metodología per la gestione delle attivitá di progettazione e sviluppo di prodotti eco-efficient”.

De acuerdo a lo establecido podemos ejemplificar a través de un grafico las distintas dimensiones que contribuyen a la generación de productos ambientalmente responsables:

imagen

Fuente: Doc “Sviluppo di procedure e metodología per la gestione delle attivitá di progettazione e sviluppo di prodotti eco-efficient”.